ESCRITOS Y NOTICIAS

PREMIOS RECIENTES EN REHABILITACIÓN.

En este año 2016 que finaliza próximamente, hemos conseguido el PRIMER PREMIO en el concurso de REHABILITACIÓN ENERGÉTICA Y  ADECUACIÓN DE ACCESIBILIDAD EN UN BLOQUE DE 10 VIVIENDAS EN EL BARRIO DE MANOTERAS EN MADRID y el TERCER PREMIO en el concurso de REHABILITACIÓN ENERGÉTICA DE UNA TORRE  Y DE UN BLOQUE LINEAL DE VIVIENDAS EN EL BARRIO DE ORCASITAS DE MADRID. Ambos estaban convocados por el Excmo Ayuntamiento y el Colegio de Arquitectos de Madrid.

El acta del jurado apoyaba el fallo del primer premio en los siguientes términos: ““Por  la  adecuación  de  la  propuesta  al  entorno  y  al  paisaje  urbano  y  su  indudable  calidad arquitectónica;  y  los  acertados  criterios  para  conseguir  la  mejor  eficiencia  energética  y accesibilidad universal”

Esperemos que los vientos, que parece que comienzan, favorables para la tan necesaria rehabilitación del parque edificatorio español tomen fuerza en el futuro inmediato y seamos capaces de cumplir con el deber que tenemos con las generaciones futuras de preservar el medio ambiente al mismo tiempo que posibilitamos el confort de los usuarios de muchas viviendas que son actualmente son precarias y luchamos contra la, cada vez más extendida en nuestro pais, pobreza energética.

Entrega de premios en la sede del COAM. Junto a los arquitectos del estudio (Julio González Quintas, Alberto Arias Horas y Alejandro Cabeza Prieto), José Manuel Calvo del Olmo, concejal del Ayuntamiento y responsable del Area de Gobierno de Desarrollo Urbano Sostenible, que hacía la entrega.

 

LA LUZ EN LA ARQUITECTURA BIOCLIMÁTICA. Julio González Quintas.

Desde tiempos inmemoriales se ha asociado la luz con el bienestar y la salud. En efecto, además de que la luz natural es la luz de mayor calidad para la realización de cualquier actividad y de que es un elemento de ahorro energético, al hacer innecesaria durante muchas horas diarias la iluminación artificial, ciertamente tiene efectos positivos en el organismo humano ya que regula la serotonina (llamada “hormona del placer” u “hormona del humor”) que es una hormona que representa un papel importante como neurotransmisor, en la inhibición de la ira y la agresividad. También regula la temperatura corporal, el humor, el sueño, el vómito, la sexualidad y el apetito.

helioterapia

Sanatorio Marítimo de Górliz (Bizkaia). 1964

 

Durante las estaciones menos soleadas (otoño e invierno) se produce un aumento de la tristeza y una disminución de estímulo sexual. Cuando llega la primavera y el verano se produce un aumento progresivo del bienestar y la felicidad con mayor estímulo sexual, producto de las concentraciones de este neurotransmisor en el cerebro. En algunos países nórdicos debido a la escasez de luz, en ocasiones, se prescriben tratamientos de exposición a ella.

Por otra parte los niveles de melatonina varían a lo largo del ciclo de 24 horas y su respuesta, precisa a cambios en la iluminación ambiental, regulan los biorritmos asociados a los ciclos circadianos.

En relación con la luz, el primer criterio de diseño en la arquitectura bioclimática, salvo situaciones excepcionales, es el aprovechamiento de la luz natural, el mayor número de horas posibles, asumiendo los eventuales inconvenientes (como el exceso de calor en verano, que habrá que corregir, también con el diseño adecuado. No obstante hay que poner de manifiesto que la luz natural es la que introduce menos calor, para los mismos niveles de iluminación).
Para ello hay que conseguir:

  1. Un nivel suficiente y adecuado para las tareas y el uso que se vaya a desarrollar. Para ello habrá que determinar:
  • Nivel de iluminación exterior.
  • Las orientaciones y paramentos más adecuados, según el uso, para abrir los huecos. Por ejemplo, la mejor luz para una biblioteca es la del norte o la que proviene de lucernarios en el techo (aunque hay que dimensionar y diseñar con cuidado los lucernarios para no provocar sobrecalentamientos en el interior en verano ya que la cubierta, entonces, es la superficie que recibe mayor intensidad de radiación solar). Sin embargo los huecos al norte son los que mayores pérdidas energéticas tienen además de que no tienen utilidad en cuanto a captación solar en invierno. Térmicamente lo huecos al sur tienen mejor comportamiento (si disponen de las debidas protecciones para verano) pero ofrecen mayores probabilidades de deslumbramiento.
lainaus

Biblioteca de Viipuri. arq. Alvar Aalto. Iluminación cenital

  • Dimensiones correctas de los huecos. Por ejemplo las ventanas verticales permiten una mejor penetración de la luz que las horizontales de igual superficie, un hueco único alargado produce una iluminación más homogénea que una serie de huecos, etc.
  • Situación dentro del paramento. Por ejemplo, los huecos cercanos al techo son los que aseguran más profundidad en el progreso de la luz dentro de la estancia. La ventana colocada aproximadamente en el centro de la pared exterior del local consigue una iluminación interior de mayor nivel y uniformidad que si está colocada junto a una pared lateral. Etc.
  • Forma y dimensiones del local. Intentando que las distancias a los huecos no sean excesivas y permitan la correcta iluminación del fondo.
  • Forma de los techos que también colaboran en el alcance de la iluminación. Los curvos o achaflanados, bien dimensionados, conducen la luz más lejos que los planos, etc.
  • Tipo de acristalamiento. Transparentes, translúcidos que matizan la luz, etc.
  • Posibles reflectores que redirijan la luz. Si se coloca una repisa horizontal en la ventana se permite la reflexión de la luz hacia el techo, que a su vez puede reflejarla hacia el interior. Además divide el hueco de la ventana en dos partes y actúa como elemento de protección solar y protección contra el deslumbramiento, ya que reduce la visión del cielo desde el interior.
  • Elementos de protección o de tamización temporales. Protecciones solares móviles o fijas en el exterior. Persianas o cortinas en el interior.
  • Color y reflectancia de las superficies interiores (y exteriores como en el caso de los patios). En la zona próxima a la ventana predomina la componente correspondiente a la iluminación directa del cielo. En el resto del local prima la debida a las reflectancias de las superficies internas. Si el techo está pintado de blanco se consigue mayor penetración de la luz hacia el fondo del local.
  • Elementos del exterior (edificios cercanos, árboles, pavimentos, etc.)
  • En ocasiones, por la gran dimensión del local, por la excesiva distancia a las fachadas o porque el local no tiene acceso al exterior, se puede hacer necesario utilizar los ya mencionados lucernarios o los conductos solares (conductos revestidos interiormente por espejos que llevan la luz a lugares en principio inaccesibles)
tadao ando

Iglesia de la luz. Osaka. arq. tadao Ando. La luz dirige la mirada de los asistentes

2. Evitar deslumbramientos que inhabiliten, que dificulten la realización de las tareas o que resulten simplemente molestos. Para ello son buenas prácticas:

  • La elección de vidrios adecuados (por ejemplo translúcidos) y la utilización de cortinas o estores para reducir la luminacia de la ventana.
  • Utilizar protecciones fijas o móviles para reducir la visión del cielo o que pueden ser reflectantes para redirigir la luz al techo.
  • Utilizar colores claros en la carpintería, jambas, suelos y techos alrededor del hueco.
  • No utilizar superficies reflectantes. Utilizar acabados mates.
  • Cuidar la iluminación en paso de zonas muy iluminadas a zonas de pobre iluminación, evitando superficies reflectantes cuando el paso es de zona oscura a iluminada.

3 Relacionar el ambiente interior y el exterior, lo que supone una satisfactoria sensación para los usuarios de los espacios.

barragan

Casa estudio.Ciudad de México. arq Luis Barragán

4. Una buena reproducción cromática. El ser humano percibe el color como la luz que reflejan los objetos. Es decir nuestra percepción depende de la superficie de los objetos que vemos y de la fuente de luz que los ilumina. Nuestro patrón en la percepción de los colores es la luz del sol. Sin embargo ante determinadas fuentes de luz artificial podemos percibir los colores de forma diferente a como los que vemos bajo la luz natural.

 

 

THE LONG AND WINDING ROAD (McCartney-Lennon. Let it be. 1970). Julio González Quintas.

Beatles-singles-the-long-and-winding-road-1

Sí, nos queda un largo y serpenteante camino que recorrer para que finalmente los ciudadanos seamos conscientes de la absoluta necesidad de ser respetuosos con el medio ambiente. Será largo por la natural tendencia del ser húmano a evitar los cambios, en este caso de mentalidad, de comportamiento y de hábitos. Será serpenteante porque habrá que vencer  intereses que intentan evitar que avancemos a buen paso en este abrupto terreno. Pero es responsabilidad de cada uno de nosotros, desde nuestras posibilidades, colaborar en este progreso.

Nosotros, los arquitectos, tenemos una enorme responsabilidad en este viaje. Los edificios en Europa son responsables del 40% del total del consumo de energía en la región, a lo largo de su ciclo de vida (“desde la cuna a la tumba”, desde la fabricación de los materiales hasta su derribo, reutilización o reciclaje, pasando por el transporte de aquellos, la construcción y el uso). Pues bien, nosotros los arquitectos, hemos olvidado los criterios de diseño de la arquitectura tradicional, aquellos que dialogaban con el entorno en que ubicaban sus construcciones para defenderse de lo que era hostil y aprovechar las numerosas herramientas que nos proporciona la naturaleza para dar confort a los usuarios de los edificios de manera gratuita. Desde hace mucho tiempo diseños ignorantes del medio ambiente han sido resueltos a golpe de innecesarias y costosísimas instalaciones de calefacción y refrigeración. En cierta ocasión escuché a un periodista en la radio que, en tono humorístico, comentaba que se daba cuenta de que había llegado el verano porque al entrar en los edificios de uso público sentía frío y, contrariamente, tomaba conciencia de la llegada del invierno porque el ingresar en los mismos edificios sentía un severo golpe de calor. Tradicionalmente, antes de comenzar a proyectar un edificio, lo primero que hacía un arquitecto era pasear por el lugar, sentir el genius loci, entender los riesgos y los beneficios que iba a ofrecerle el sitio para después comenzar a dibujar unos primeros croquis en los que aquel lugar estaba siempre presente, desde la primera línea hasta el final del proyecto. Yo he leido ordenanzas urbanísticas de algún Ayuntamiento (que condicionan el diseño del edificio) en las que era evidente que habían sido copiadas del planeamiento de otro municipio. Es decir habían sido redactadas de espaldas al lugar. Una de las torres más altas de Madrid fue proyectada inicialmente para otra ubicación, fuera del pais.¿Tiene sentido trasladar un edificio de un lugar a otro, sin saber lo que opina el sitio de él y él del sitio?.

La ciudadanía también tiene un papel protagonísta en este periplo. Son los ciudadanos los que tiene que exigir que los edificios que habitan sean eficaces, confortables y saludables (no hay que olvidar que la eficiencia energética no es un valor positivo en si misma si no va acompañada de estas dos últimas características). Desde hace ya tiempo nadie compra un coche ni un electrodoméstico sin comprobar el consumo de combustible, las emisiones de CO2 o la ficha de calificación energética. Llama mucho la atención el hecho de que le demos mucha importancia (que sin duda la tiene) a valorar cuantos litros de gasolina va a consumir cada 100 Km. esa preciosidad de coche que tanto nos ilusiona y que nos va a acompañar unos años de nuestra vida y sin embargo no nos preguntemos cuanto consume, y en consecuencia que factura energética mensual va a suponer, una casa que vamos a comprar o a alquilar, que nos va a compañar, en la inmensa mayoría de los casos, muchísimos más años, tal vez toda nuestra vida, y que consumirá incomparablemente más que el coche. Cuando, también ilusionados, vamos a comprar esa casa o vamos a contratar a un arquitecto para que nos la proyecte según hemos deseado siempre, negociamos, con la mayor habilidad posible despues de haber visitado varios bancos, el precio de la hipoteca, hipoteca que será pagada durante un periodo limitado de tiempo. Sorprendentemente nadie se pregunta por la segunda hipotéca (vitalicia mientras viva allí) que no es otra sino la factura energética cuyo “tipo de interés” dependerá de las compañías sumistradoras con las que nunca nos hemos sentado a negociar las condiciones.

Los poderes públicos, como no podía ser de otra manera, tienen la enorme responsabilidad de impulsar con medidas apropiadas los procesos para acortar este largo viaje y al mismo tiempo intentar que sea lo menos serpenteante posible. De momento en España no están respondiendo a estas sensibilidades. Hemos sido repetidamente multados por la Unión Europea por no transponer en tiempo y forma a nuestro ordenamiento jurídico, normativa comunitaria en este campo (y si siempre es doloroso pagar multas evitables, en los tiempos que corren es sangrante). Desde hace bastante tiempo está en la mesa política, practicamente acabado, un RD, que regularía el autoconsumo y balance neto de producción fotovoltaica. Es decir permitiría que los edificios fueran pequeños centros de produccion electrica (más eficaces, porque se eliminarían las pérdidas por el transporte) vertiendo a la red los excedentes y tomando de la misma en los momentos de necesidad. Naturalmente esto choca frontalmente con los intereses de las compañías energéticas que verían mermados sus ingresos y que incluso han llegado, en el colmo de la hipocresía, a acusar a los futuros productores domésticos de insolidarios con el resto de consumidores al hacer que éstos últimos tuvieran que pagar mayor parte del deficit de tarifa por su causa. Como el agudo lector ya habrá adivinado estás amables compañías (que publicitan su “sostenibilidad” y sus records de producción renovable) son las que diseñan el camino a seguir de la forma más tortuosa posible.

Quisiera más adelante ir hablando de otros temas relacionados con la sostenibilidad en la edificación (tal vez el primero de ellos sea aclarar lo que para mí significa este concepto que empieza a ser ya un poco gastado y desde luego muy prostituido en boca de tanta voz pública). Mientras tanto me gustaría dejar un par de ideas:

Algunas tribus indias de Norteamérica (los llamados “salvajes” por los “civilizados” blancos como aquellos que combatieron a las ordenes del también “civilizado” general Custer) no permitían que nadie penetrara en algunos rincones del bosque, considerados sagrados para ellos, con el fin de no perturbar el sueño de los árboles.

bosque-de-noche

Se denomina huella ecológica al area de territorio necesario para producir los recursos utilizados y asimilar los residuos generados por una población determinada. Desde mediados de los años 80 la huella ecológica mundial supera la superficie del planeta. Es decir “consumimos” más planeta del que disponemos.

A la vista de la composición de la mesa del Consejo del Ártico, uno  empieza a pensar si la mesa será una mesa de trabajo o una mesa de banquete.

Mi rendida admiración por algunos de los “viejos” arquitectos modernos que, muchísimo antes que nosotros y casi entre tinieblas, fueron unos verdaderos “arquitectos bioclimáticos”, demostraron sensibilidad, inteligencia, intuición y naturalmente un talento artístico excepcional. Mi recuerdo y respeto, entre otros, para Alvar Aalto (1898/1986) y José Antonio Coderch (1913/1984).

Alvar Aalto

Alvar Aalto

José Antonio Coderch

José Antonio Coderch

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Para acabar, una recomendación. No dejen de leer el blog de José Fariña Tojo, catedrático de urbanismo y ordenación del territorio de la Universidad Politécnica de Madrid. Un pensamiento lúcido acompañado de un inteligente sentido del humor.