Las herramientas de la arquitectura bioclimática

 

No cabe duda de que las principales herramientas de la arquitectura bioclimática son el deseo de hacer las cosas correctamente y los conocimientos y el sentido común para así hacerlas. Dicho esto, la mayor parte de los conocimientos, como se mencionó anteriormente, están ahí desde hace siglos. Solamente hay que recuperarlos y potenciarlos gracias a las múltiples técnicas y medios que ahora poseemos y antes no. Todas las herramientas están en el diseño y en la correcta ejecución de las obras conforme a los proyectos que definen dichos diseños.

Es muy importante poner de relieve que la incorporación de muchas de estas herramientas es totalmente gratuita. Orientar bien un edificio, situar y dimensionar correctamente las imprescindibles ventanas, situar el aislamiento en el lugar idóneo y no disminuirlo en ningún punto, diseñar una ventilación cruzada, conseguir que todas las estancias tengan acceso a la luz natural, etc. no supone sobrecoste alguno. Otras si suponen un encarecimiento respecto de las soluciones habituales pero éste es mínimo y a cambio, hablando sólo en términos económicos (Las principales ventajas no son las económicas) la amortización de ese aumento de presupuesto es rapidísimo mediante el importante ahorro en facturas energéticas.

El diseño ha de centrarse en dos aspectos: los pasivos y los activos.

Casa Ugalde. Caldes d ́Estrac. Barcelona.

Casa Ugalde. Caldes d ́Estrac. Barcelona. Su arquitecto, José Antonio Coderch (1913-1984), siempre tuvo presentes las medidas pasivas, siendo éstas, en muchas ocasiones, verdaderas protagonistas del diseño, como en esta vivienda o en el edificio Girasol de Madrid, por citar dos casos célebres.